¿Puedo, en mi caso, alegar legítima defensa?

Alegar legitima defensa

Si estás leyendo esto, seguramente tú o alguien de tu entorno estáis siendo acusados de un delito. Seguramente te sientas agobiad@ y te preocupa lo que pueda ocurrir con el asunto, sobre todo porque entiendes que lo que pasó no fue culpa tuya o de la persona que está siendo acusada (al menos en parte o en su totalidad) o porque estés dándole vueltas a cómo defenderte. Si te encuentras en alguna de estas situaciones vamos a darte algunas pautas que quizás puedan ayudarte para alegar legítima defensa.


¿Qué podemos hacer para defendernos?

En primer lugar, cabe reseñar que existen algunas circunstancias que provocan que, habiendo cometido un delito, el juez pueda considerar que estaba justificado y, por tanto, o no se nos condene o se nos condene a una pena más baja que la que en principio se proponía en nuestra contra. Digamos que son causas que justifican que hayamos cometido un delito y que hacen que la decisión que tome el juez sobre nosotros (por ejemplo, prisión o multa) sea más baja o incluso que ni siquiera llegue a existir. En ese caso ni siquiera tendríamos que pagar la indemnización que nos estén reclamando, si fuera el caso.


¿Qué es la legitima defensa?

La legítima defensa es una de estas causas que te comentamos y se podría aplicar a nuestro caso cuando se cumplan los siguientes requisitos:

  • Cuando el acusado hubiera cometido el delito para defenderse (o defender a otra persona) de un ataque anterior.
  • La persona que nos ataca lo haga sin derecho a hacerlo (un policía, por ejemplo, tendría derecho a atacarnos en determinadas circunstancias).
  • Que, a la hora de cometer los hechos, hayamos usado los medios que eran mínimamente necesarios, imprescindibles, para defendernos del ataque (para entendernos, por ejemplo, no valdría defendernos de un puñetazo con una metralleta). Tiene que quedar claro que no te quedó más remedio.
  • Que no haya existido ningún tipo de provocación que justifique que nos hayan atacado.

¿Qué dice la ley sobre la legitima defensa?

Ahora que ya sabes en qué consiste, y para que tengas toda la información, te aclaramos lo que dice la ley que regula los delitos, que es el Código Penal en su artículo 20.4 CP:

“Están exentos de responsabilidad criminal:
(…)
4.º El que obre en defensa de la persona o derechos propios o ajenos, siempre que concurran los requisitos siguientes:
Primero. Agresión ilegítima. En caso de defensa de los bienes se reputará agresión ilegítima el ataque a los mismos que constituya delito y los ponga en grave peligro de deterioro o pérdida inminentes. En caso de defensa de la morada o sus dependencias, se reputará agresión ilegítima la entrada indebida en aquélla o éstas.
Segundo. Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla.
Tercero. Falta de provocación suficiente por parte del defensor”.


Además de alegar legítima defensa, ¿hay otras circunstancias que nos podrían ayudar en nuestra defensa?

Claro que sí. Cuando el abogado analice tu asunto hará un estudio profundo de la situación y verá qué circunstancias podrían ser aplicables a tu caso porque, además de la legítima defensa, existen otros motivos que podrían dar lugar a que la medida que se tome en contra nuestra sea más baja o, incluso, que ni siquiera exista. Algunas de estas causas, además de la legítima defensa, son las siguientes:

  • Obrar en cumplimento de un deber, oficio o cargo,
  • El estado de necesidad.

¿Hay algo más que me pueda servir de ayuda?

Por supuesto. Además de alegar legítima defensa te pasamos algunos otros artículos en los que encontrar supuestos que pueden interesarte:

Aunque quizás te resulte una lectura un poco más aburrida, puedes hacer clic aquí si quieres ver algunas decisiones que se han tomado por parte de algunos tribunales de toda España. Verás que en todas estas sentencias que aparecen, hablan sobre la legítima defensa. 

Este artículo lo hemos hecho con todo nuestro corazón pensando en serte realmente útil. No obstante, si necesitas más aclaraciones o quieres comentarnos tu problema, estaremos encantados de atenderte y de darte algunas pautas que te serán muy útiles. Llámanos sin ningún tipo de compromiso al 955 540 120 o escríbenos un email a info@besolvers.com

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *